viernes, 14 de febrero de 2014

Amor infértil





Mi media naranja y servidora hemos pasado por varias etapas en este camino dela infertilidad, porque sí, ésto es algo que llega y hace tambalear la vida en pareja. 


Al principio del diagnóstico estuvimos algo distantes, algo cabizbajos sumidos cada uno en una centrifugadora de pensamientos de todas las clases sobre el asunto en cuestión.
Tuvimos una racha de discusiones a cada momento, estábamos demasiado susceptibles y cualquier cosa nos hacía explotar, y no sólo con nosotros mismos, sino con cualquier humano que se nos cruzara. No aguantábamos ni media. 

Tras esa época dónde cada uno tuvo que asumir por separado lo que estaba pasando, donde cada uno internamente tuvo que perdonarse por lo que pasaba, aceptar lo que nos estaba pasando, asimilar que no teníamos culpa de nada, y que nadie en el mundo era el culpable. Y llegó la calma, la calma individual, que trajo la calma a la pareja.

Tras algo así lo que nos llegó fué mejor incluso que lo dejamos atrás. Y descubres que volverías a casarte con esa persona todos los sábados de tu vida, porque los obstáculos de la vida es mejor saltarlos en compañía. Porque tu amor por esa persona es mas grande que cualquier otra cosa. Porque sabes que valdrá la pena.


"Te digo que te quiero con tu suerte con tu mierda con pasado con presente con o sin enfermedad" 
 Estrofa de la canción comiéndote a besos de Rozalen


6 comentarios:

  1. como bien dices, a veces distancia y otras veces, cuando se llega a encontrar ese equilibro, hace todo mas fuerte, mas emocional, mas compartido...
    lo mas importante es esa sensación de compartir ese dolor y afrotnarlo juntos.
    un besazo

    ResponderEliminar
  2. Que bonito, es es lo importante, caminar juntos en este camino.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. claro que si,llegando a este punto tu amor se hace mas fuerte y nada ni nadie podra romper eso,me encanta la entrada.muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  4. De eso se trata el amor, en lo bueno y en lo malo y a veces lo malo nos une aún mas. Besos

    ResponderEliminar
  5. Guapa esos son los sentimientos de los que podemos estar orgullosas las infèrtiles,creo que has descrito perfectamente el proceso y todas hemos pasado por esas etapas y podemos gritar bien fuerte que tenemos los mejores maridos y compañeros de batalla y que pasar por esta mierda nos ha unido muchísimo más y nos ha hecho mucho más fuertes,y nos va a hacer disfrutar más de la paternidad....algo bueno tenía que tener pasar por todo esto...Un besazo a todas y feliz día de San Valentín!!

    ResponderEliminar
  6. Que razón tienes, un BRAVO!!!por esos compañeros que están a nuestro lado, con una sonrisa de complicidad, un achuchón que nos recomponga o unas palabras que nos hagan secarnos las lágrimas y sonreir de nuevo, porque en el fondo tienen doble mérito ya que ellos lo sufren y no lo demuestran, siempre atentos y preocupados en segundo plano, OLE por nuestros caris, O-LÉ!!

    ResponderEliminar