jueves, 7 de enero de 2016

La beta ha bajado

Solo 3 unidades, como si mi cuerpo se resistiera a dejarlo marchar. Ojala las noticias hubieran sido otras.

Se acabo este minisueño y me quedo rota la primera semana del nuevo año. Hoy no veo el lado bueno por ningun sitio.

Gracias por vuestros buenos deseos.

16 comentarios:

  1. Lo lamento muchísimo Bea, solamente puedo decir que te mando un abrazo y un beso gigantes, y todo el ánimo del mundo que ahora no encuentras.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho :( espero pase algún milagro y la beta no baje más, y sino que en este 2016 te llegue ese momento tan esperado, es desgastante la lucha pero si sigues luchando en algún momento cuando menos lo esperes llegará ese momento

    ResponderEliminar
  3. Que pena y que rabia.
    Estamos contigo, a tu lado, para que este año te traiga ya lo que te mereces.

    Un beso fuerte y kilos de energia

    ResponderEliminar
  4. Bea, que decirte... No hay consuelo, sabes que de primera mano te entiendo. Es como tener el sueño entre las manos y que se vaya sin poder hacer nada. Como siempre es algo que no esta en nuestras manos por mas que daríamos lo que fuera por hacerlo realidad. Se como te sientes perfectamente. Esa sensación de caer de nuevo al vacío. Solo espero de corazón que no se cuando pero en algún momento seas capaz de levantarte y continuar. No se si lo lograremos, pero que podemos hacer? Es la vida que nos ha tocado vivir. Espero que estés muy apoyada por tus seres queridos. Yo solo puedo mandarte mucha fuerza, mucha paciencia y mucha entereza. Aquí estoy para lo que necesites, 24 horas al día. Un abrazo muy muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Me cago en todo... perdona la expresión. Que injusto me parece. No hay derecho. Estoy aquí, para lo que necesites. Cuídate mucho, déjate mimar... te abrazo muy muy fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Pequeña...muy triste por ti...ahora nada te consolara... Normal... Pero saldrás de esta poquito a poco y seguiremos luchando por ese pequeñín. Estoy aquí para cuando necesites...un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  7. Lo siento mucho. Es muy duro tener que pasar por esto. Rozar el sueño con la punta de los dedos y ver como se aleja sin poder hacer nada.
    Sé que seguirás luchando. Cada una encaja lo que le pasa a su manera. A mí me servía para tener más fuerza y luchar con más ganas.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  8. Te llevo siguiendo desde el principio. Yo llevo un historial tremendo y me he sentido tan identificada con algunos de tus posts...solo quiero decirte q lo siento muchísimo.

    ResponderEliminar
  9. No hay palabras que pueda decir que te puedan consolar, así que solo te mando un abrazo virtual gigante.

    ResponderEliminar
  10. No he sabido escribirte hasta ahora. Sé por experiencia que una pérdida temprana, aunque sea tempranísima, duele y tiene un gran impacto. Pero en tu caso, desde luego mucho más. Sentí mucho ya en su momento que los pingüis no se aferrasen y se fuesen, pero esta vez era distinto. Bea, la buena noticia como tú bien dices, es que has estado embarazada. Es muy duro lo que estás pasando, pero es un salto exponencial. Me da mucha pena que no haya podido quedarse pero también me da mucha alegría que haya llegado a ti.
    Algunos hijos se nos van. No hay consuelo ni reemplazo. Todo tiene su importancia, su espacio y su duelo, aunque se queden siempre con nosotros. Y después, llegará un bebé que sí pueda quedarse contigo y puedas ejercer de madre con él. Te deseo, de todo, todo corazón que llegue pronto. Eres una madraza.

    ResponderEliminar
  11. lo siento corazon, no hay palabras, un beso gigante

    ResponderEliminar
  12. Siento mucho esta entrada, con lo que me alegré con la anterior. Estoy deseando de que nos cuentes cómo estás. Mucho ánimo y a seguir luchando!! Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  13. Cuando las lágrimas inundan tus ojos al leer las palabras de otra persona, sabes que te sientes tan cerca de esa persona, tan identificada, que si estuvieses más cerca, serías tú misma...
    Siento dolor, rabia, tengo ganas de gritar.
    Besos.

    Y un abrazo de esos que duran un rato, para que el alma llore, pero no demasiado tiempo para que no resulte empalagoso ni te sientas indefensa.

    ResponderEliminar